55 8933 6651 / Whatsapp: 55 6221 0508 hola@elcapitalino.mx

EL MUNDANAL RUIDO

Miguel Sandoval Lara

Miguel Sandoval Lara

Miguel Sandoval Lara, Economista por vocación, sociólogo por adopción, analista político por necesidad, fervoroso lector de libros de historia, amante incansable del cine.

Correo: masandoval1492@gmail.com

La economía norteamericana después de la crisis del Coronavirus

Una rápida revisión de los datos básicos económicos de la economía norteamericana muestra que a la profunda crisis de la primavera (de marzo a abril) de 2020 ha seguido una relativamente rápida recuperación en el trimestre de julio a septiembre.

Pero esa recuperación debe ser tomada con extremo cuidado. La crisis generada por el virus ha tenido serios efectos en todo el mundo, y la pandemia sigue ahí. En la parte más recesiva del año, el crecimiento del producto de los Estados Unidos fue negativo: menos 4% (tasa anual). Se espera que esa tasa sea de 5% (positiva) durante el 2021 (Revista Economist).

La recuperación económica durante julio a septiembre fue de más del 30%, pero conviene recordar que después de una crisis extraordinaria, son normales las altas tasas de crecimiento. Se ha recuperado también el consumo personal, por el fin del encierro, por las compras por internet, y por el consumo diferido durante los meses de depresión. Es decir, mucha gente guarda su dinero para gastarlo en un mejor momento (no es el caso de los más pobres, pero ésos son relativamente menores en los Estados Unidos que en los países en desarrollo).

La primera mala noticia es que el nivel económico de antes de la crisis no se logrará alcanzar hasta fines de 2021 (Associated Press, oct. 29). La segunda mala noticia es que la rápida recuperación se está deteniendo en este fin de año por la pérdida del efecto de los estímulos fiscales extraordinarios otorgados por el gobierno, y por no haberse reducido los contagios. Para el invierno, subsiste la amenaza de nuevos cierres forzosos de actividades y de empresas, como está ya ocurriendo en Francia, España y Alemania.

Veámoslo más de cerca: el desempleo en el vecino del norte subió hasta un 14.7% en lo peor de la crisis (abril), y luego se redujo a 8.7% promedio en agosto. (El nivel de antes de la crisis era de entre 4 y 5%). En octubre de 2020 se crearon 638 mil empleos (es una cifra positiva, pero son menos de los esperados; Economic Policy Institute). En la actualidad el desempleo general del país está entre 6% y 7.9% (Associated Press) pero el desempleo entre la población negra es mucho mayor: 10.8%y en hispanos es un elevado 8.8%

En todo caso, la tercera mala noticia es que los mercados de trabajo sólo empezarán a normalizarse hasta 2023. Lo anterior indica que el producto se recuperará antes que el nivel de empleo, debido a que muchas empresas aprovechan la crisis para trabajar con sistemas más intensivos en capital.

En lo que se refiere al trabajo a distancia, solamente el 21% de los encuestados por el Economic Policy Institute estaban trabajando desde sus casas. Es decir, que el trabajo a distancia no ha sido realmente un sustituto del trabajo normal.

¿Cuáles fueron los sectores más afectados por la crisis? La aviación, el turismo y la producción de petróleo y acero, por la misma caída de la demanda. Los servicios personales cayeron en forma excesiva: restaurantes, bares, peluquerías, cines, conciertos. En general, los pequeños negocios cayeron un terrible 50%

Se trata principalmente de pequeñas empresas y de empresas familiares: en condiciones normales son las que más empleo generan, pero también son las que más quiebran en una crisis como la actual. Muchos de los empleos perdidos en esas pequeñas empresas se habrán perdido para siempre (debemos suponer que esto mismo está pasando en México).

El gigantesco paquete de estímulos que puso en marcha el gobierno norteamericano en marzo y abril ayudó a muchas personas de bajos ingresos,

Generó 1.5 millones de empleos, cifra reducida frente al tamaño de la economía. Pero los efectos del programa se terminaron en el verano.

En este noviembre y diciembre el egocentrista, mentiroso e inmoral Sr. Trump ya no tiene ningún interés en impulsar otro paquete de estímulos, el cual además tendría que ser aprobado por el Congreso. Seguramente el gobierno de Biden armará un nuevo paquete de estímulos, pero tomará posesión hasta enero de 2021, y tal vez sin mayoría en la Cámara de Senadores.

Como se sabe, la economía mexicana está prácticamente amarrada a la de nuestro vecino del norte. Es claro que el cierre de 2020 será muy difícil en los dos países, y más si en México se mantiene la renuncia del gobierno a apoyar a las empresas medianas y pequeñas.

Otros Artículos

Secciones

No Te Puedes Perder…

YouTube
YouTube
Instagram