55 8925 1325 [email protected]
El Capitalino
Sansui Goolge TV

¿Aliviar el dolor sin medicamento? Este implante lo puede hacer

por | Jul 8, 2022

Científicos crearon el primer implante soluble en agua que envuelve los nervios de los pacientes para controlar dolores a nivel local remplazando los medicamentos tradicionales


Investigadores de la Universidad de Northwestern, Estados Unidos (EE.UU.), crearon el primer implante flexible, soluble en agua que permite aliviar el dolor sin la necesidad de recurrir a fármacos u opioides. El pequeño dispositivo biocompatible con el cuerpo humano envuelve los nervios de los pacientes para bloquear las señales de dolor que llegan al cerebro.

La novedosa investigación publicada en la revista científica Science da muestra del avance tecnológico en el desarrollo de bioimplantes dirigidos a mejorar la calidad de vida de las personas.

Te puede interesar: Cuidado, el cáncer de mama se propaga más durante el sueño

Este dispositivo se evapora y envuelve suavemente la parte del nervio a tratar de los pacientes y mediante un enfriamiento gradual adormece la zona afectada, bloqueando las señales de dolor recibidas por el cerebro.


«Aunque los opiáceos son muy eficaces, también son muy adictivos. Como ingenieros, nos motiva la idea de tratar el dolor sin fármacos, de forma que pueda activarse y desactivarse al instante, con el control del usuario sobre la intensidad del alivio», detalló John A. Rogers, investigador desarrollador del dispositivo.


Los usuarios pueden graduar el enfriamiento dependiendo el dolor a través de un dispositivo inalámbrico, asimismo, cuando el paciente ya no requiere de su uso, este simplemente es absorbido de forma natural por el cuerpo, sin la necesidad de procedimientos quirúrgicos de extracción.

Este bioimplante representa una alternativa para los pacientes con dolencias a la hora de consumir opioides adictivos o fármacos con respuestas adversas.

En ese sentido, el grupo de investigadores destacó el valor del bioimplante para pacientes con amputaciones y personas sometidas a cirugías rutinarias para controlar el dolor postoperatorios.

«La tecnología que aquí se presenta aprovecha mecanismos que tienen algunas similitudes con los que hacen que los dedos se sientan entumecidos cuando están fríos. Nuestro implante permite producir ese efecto de forma programable, directa y localmente en los nervios seleccionados, incluso en los más profundos de los tejidos blandos circundantes», señaló A. Rogers.

Por otro lado, Matthew McEwan, Doctor de la Facultad de Medicina de la Universidad de Washington detalló que al momento de enfriar un nervio este responde alentando las señales de dolor que atraviesan por el hasta detenerse por completo.


«Nos dirigimos específicamente a los nervios periféricos, que conectan el cerebro y la médula espinal con el resto del cuerpo. Son los nervios que comunican los estímulos sensoriales, incluido el dolor. Al aplicar un efecto de enfriamiento a sólo uno o dos nervios seleccionados, podemos modular eficazmente las señales de dolor en una región específica del cuerpo», detalló el catedrático de San Luis.


Este novedoso dispositivo, primero en su tipo, abre la posibilidad de tratar dolores crónicos y de postoperación como alternativa a los medicamentos u opioides. Todos los elementos que componen este bioimplante son compatibles con el cuerpo humano y son absorbidos por este naturalmente en el transcurso de pocos días.

El desarrollo de esta tecnología parece ser descrita por relatos e historias de ciencia ficción, ciencia aparentemente futurista que se aplica hoy en día en los laboratorios de la Universidad de Northwestern.

Te puede interesar: Inteligencia Artificial identifica Alzheimer con 98% de éxito

JOVC

Sansui Goolge TV