fbpx
55 8925 1325 hola@elcapitalino.mx

VERDADES INCÓMODAS

Venus Rey Jr.

Venus Rey Jr.

Compositor de música sinfónica, escritor, ensayista y académico. Analista en política, cultura y arte.

Twitter: @VenusReyJr

Facebook: Venus Rey Jr

Website: venusreyjr.com

mail: venusrex@hotmail.com

López Obrador vs. Israel

1. El viernes 8 de octubre, durante la conferencia matutina, el presidente López Obrador dijo que Israel no puede ser refugio de torturadores; a contrario sensu, lo que esta afirmando es que Israel es refugio de torturadores.

2. Todo esto tiene que ver con un oscuro personaje de la administración de Peña Nieto: Tomás Zerón, quien fue jefe de la Agencia de Investigación Criminal (AIC) y fue quien estuvo al frente de las pesquisas de la desaparición en Iguala de 43 estudiantes de la escuela normal de Ayotzinapa en septiembre de 2014. Zerón tiene orden de captura por varios delitos: tortura, alteración de pruebas en el trágico caso Ayotzinapa, y desvío de dinero público. Para evitar la captura, hace tiempo que Zerón huyó de México. Primero se fue a Canadá y ahora está en Israel.

3. El gobierno mexicano solicitó la extradición de Zerón desde hace varios meses, pero no ha logrado nada. López Obrador explicó que en septiembre envió una carta al premier Neftalí Bennett, y lamentó que el gobierno israelí ni siquiera se haya dignado contestar.

4. Como en el caso del rey Felipe VI, que tampoco ha contestado una carta que AMLO le envió desde principios de 2019 para que España pida perdón a México por los abusos y excesos de la conquista, todo indica que nuestro presidente se va quedar sin respuesta. Y por eso no dudó en acusar públicamente a Israel el pasado viernes, pensando quizá que así metería presión.

5. López Obrador señaló que Israel protege a torturadores como Zerón a cambio de contratos, lo cual es una acusación sin fundamento. Es verdad que el gobierno mexicano adquirió tecnología de procedencia israelí durante la administración de Peña Nieto (incluido el software espía Pegasus), pero la adquirió no del gobierno de Israel, sino de empresas privadas de aquel país, empresas especializadas en seguridad, particularmente una que se llama BDS Security Systems, que vendió tecnología de espionaje para la PGR, la SEDENA y el CISEN. Involucrar al gobierno de Israel como si éste hubiera vendido directamente la tecnología y ponerlo como protector de torturadores porque Zerón facilitó estos contratos, es un verdadero desatino y son ganas de enemistarse gratuitamente.

6. El fondo del asunto es que el gobierno de México ha sido crítico con Israel –a mi juicio injustamente–. En julio, México votó una resolución emitida por el Consejo de Derechos Humanos de la ONU. En esa resolución se responsabilizaba al Estado israelí de abusos en agravio de palestinos en una ofensiva que tuvo lugar en Gaza, en mayo. Al mismo tiempo que México votó contra Israel, solicitó que el gobierno de aquel país facilitara y apresurara la extradición de Zerón. Es como dar a alguien un madrazo antes de pedirle un favor, y todavía enojarse porque dicho favor no fue concedido.

7. A finales de julio, el New York Times publicó un artículo en el que citó a un alto funcionario de Israel. El funcionario lamentó que México hubiera votado la susodicha resolución de la ONU, y lo dijo con estas palabras: “Así como México castiga a Israel [por crímenes que no cometimos], puede que México también esté persiguiendo [a Zerón] por motivos políticos”. Quid pro quo, clásico y típico, de primer semestre de relaciones internacionales.

Otros Artículos

Secciones

YouTube
YouTube
Instagram