55 8933 6651 / Whatsapp: 55 6221 0508 hola@elcapitalino.mx

VERDADES INCÓMODAS

Venus Rey Jr.

Venus Rey Jr.

Compositor de música sinfónica, escritor, ensayista y académico. Analista en política, cultura y arte.

Twitter: @VenusReyJr

Facebook: Venus Rey Jr

Website: venusreyjr.com

mail: venusrex@hotmail.com

¿De qué tamaño fue la victoria del PRI en Coahuila e Hidalgo?

El domingo 18 de octubre hubo elecciones locales en Coahuila y en Hidalgo. En Coahuila se eligieron las diputaciones locales y en Hidalgo los ayuntamientos.

Coahuila

El caso de Coahuila es notable: el PRI ganó todos los 16 distritos de mayoría relativa. Si bien el porcentaje de participación ciudadana fue bajo (39.38%), eso no significa que de haber sido más alto habría otro resultado. Como he explicado en varios artículos, nunca vota el 100% de los ciudadanos. En este caso no lo hizo poco más del 60%, pero de haberlo hecho, considerando la estadística y la matemática, el resultado habría sido el mismo. Así que el triunfo del PRI es incontrovertible.

Según los datos del PREP, la ventaja del PRI sobre Morena es sumamente amplia: Acuña, +15 puntos; Piedras Negras, +21; Sabinas, +25; San Pedro, +20; Monclova, +36; Frontera, +27; Matamoros, +31; distrito 8 (Torreón), +34; distrito 9 (Torreón), +26; distrito 10 (Torreón), +35; distrito 11 (Torreón), +29; Ramos Arizpe, +40; distrito 13 (Saltillo), +33; distrito 14 (Saltillo), +30; distrito 15 (Saltillo), +34; distrito 16 (Saltillo), +36.

En Coahuila la victoria es aplastante. La ventaja en cualquier distrito es de más de 20 puntos y en varios la ratio (cociente) del PRI sobre Morena es de más de 2 a 1 y hasta de 3 a 1. ¡En Ramos Arizpe es de 5 a 1! Así como en su momento expliqué y subrayé la gran victoria de Morena en 2018, así hoy explico y subrayo la gran victoria del PRI en Coahuila. Si bien en Morena ya hay voces que acusan fraude, lo cierto es que, con esta ventaja del PRI, no habrá nada qué hacer. Globalmente considerados los 16 distritos locales, el PRI aplasta a Morena con más de 30 puntos de ventaja y una ratio de 2,5 a 1.

Hidalgo

En Hidalgo también ganó el PRI, si bien no con tanta contundencia. La participación ciudadana fue más alta que en Coahuila: 48.6%. En algunos municipios los partidos compitieron solos, y en otros por alianzas.

En los municipios donde compitieron solos, el PRI va a ser el ganador. De las 84 presidencias municipales en disputa, el PRI se lleva al menos 32 (38%), el PRD 7 (8.3%), Morena 6 (7.1%), el PAN 5 (5.9%), PANAL 5 (5.9%), PESH 5 (5.9%), PT 4 (4.7%), MC 3 (3.5%), Verde 3 (3.5%) y Podemos 2 (2.3%). Hubo una alcaldía ganada por un candidato independiente. En cuanto a las alianzas ganadoras, la conformada por el PAN-PRD se lleva 6 municipios, y “Juntos haremos historia” (Morena-PT-Verde-Pesh) gana 5.

Conclusión

Como sucede siempre, los perdedores acusan fraude y minimizan el descalabro, mientras los ganadores amplifican la victoria. En este caso la victoria del PRI en Coahuila fue total, tremenda, absoluta, incuestionable, y por lo tanto ni siquiera se puede amplificar. Ganó todo. No dejó ni una migaja para los demás. Morena se vio desdibujada, pequeña y, parafraseándolos, moralmente derrotada porque, desde luego, hay que entender la voluntad de los coahuilenses como un voto de desconfianza a las políticas del presidente Obrador.

La victoria del PRI en Hidalgo también es importante. De tener 22 ayuntamientos, ahora tendrá 32, lo que significa un crecimiento del 45%. Nada mal para un partido al que muchos, incluido yo, considerábamos en desaparición. Empero, los números son fríos. Si bien puede considerarse la derrota en Hidalgo un descalabro grande para Morena, hay que tener en mente que pasan de 1 a 6 ayuntamientos, y si le sumamos los 5 en los que ganó con alianza, pasa de 1 a 11, lo cual significa un crecimiento del 1000%. O sea, en términos absolutos ganó el PRI, pero en términos relativos (proporcionales) Morena y sus aliados son los que más crecieron.

Estas elecciones demuestran que Morena no es invencible. Es claro que las políticas del gobierno federal, si bien son loadas por muchos, también son repudiadas por muchos. Si Morena cree que va a tener un día de campo el 6 de junio de 2021, puede llevarse una desagradable sorpresa. Si actúa con humildad e inteligencia, hará autocrítica y enmendará; si actúa con arrogancia y torpeza, no hará autocrítica y volverá a equivocarse. Si eso ocurre, podría perder el control que ahora tiene de la Cámara de Diputados. Perdido ese control, llegaría a su fin la así llamada cuarta transformación. El PRI enseña hoy a todo México que no hay enemigo pequeño. Para usar una metáfora del presidente Obrador, hoy David venció a Goliath.

Otros Artículos

Secciones

No Te Puedes Perder…

Shares
Share This