fbpx
55 8925 1325 hola@elcapitalino.mx

La Cámara de Diputados aprobó la legislación que regula el consumo, el cultivo y el comercio de marihuana con fines recreativos en todo el territorio nacional, reforma que será turnada al Senado de la República para su  ratificación a más tardar el próximo 30 de abril.

No podemos dejar de considerar que en 2018,  la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) resolvió declarar la inconstitucionalidad de la prohibición del consumo lúdico de cannabis (marihuana) ya que con está histórica reforma, México se convertirá en el tercer país del Continente Americano en regular a nivel federal el consumo lúdico de la marihuana, junto con Canadá y Uruguay.

Sin embargo, existen muchas interrogantes en el contexto de la polémica aprobación para el consumo recreativo de la marihuana(cannabis),  ya que  la reforma contempla la libertad para fumar  marihuana en casa habitación sin presencia de menores, autoriza la  posesión hasta ocho plantas por domicilio y la posibilidad de crear asociaciones de fumadores con un máximo de 50 plantas, así como el otorgamiento de licencias para la siembra, el cultivo, la cosecha, la venta de marihuana y sus derivados con cannabis no psicoactivo en México, considerando que el uso medicinal de la marihuana ya fue aprobada desde el año 2017.

Es muy importante aclarar que por interéses políticos se canceló la creación del Instituto Mexicano del Cannabis como organismo  regulador y en su lugar se  determinó que la Comisión Nacional contra las Adicciones (Conadic) sea el organismo que aplique la  normativa sobre el consumo recreativo de la  marihuana, sin embargo, existe inconformidad y desconfianza por parte de diversas organizaciones defensoras del consumo lúdico de marihuana, ya que no se despenalizó del todo su posesión, resaltando el aumento a la posesión legal para consumo personal que pasó de cinco a 28 gramos de marihuana,  cantidad que se puede portar libremente,  pero se establecieron importantes multas por poseer más de  28 grs y hasta 200 grs, y penas de prisión de hasta 15 años por la portación de más de 200 gramos, por lo que abre la posibilidad de generar mayores posibilidades de que los consumidores o portadores de marihuana sean víctimas de extorsión por parte de autoridades  policiales y ministeriales, provocando un estigma social y discriminación a los consumidores.

Vale la pena reflexionar que si bien que el uso médico del cannabis garantiza el derecho a la salud y es una alternativa seria para el tratamiento de diversas enfermedades crónico degenerativas, sin embargo, el consumo irresponsable del cannabis aumentará los hechos de violencia que enfrentarán los diversos sectores de nuestra sociedad, por lo tanto, es fundamental  la urgente necesidad de impulsar políticas públicas que prevengan de manera eficiente las adicciones y atiendan los graves daños a la salud que provoca el consumo recreativo de  marihuana.

En el contexto económico y financiero se contrastan diversas opiniones a favor de está polémica regulación para el uso lúdico del Cannabis, ya que se considera un detonante económico para diversos sectores productivos, un generador de miles de empleos, un factor de crecimiento económico regional y una inagotable fuente de  contribuciones (impuestos especiales) para el estado mexicano en sus tres niveles de gobierno.

Para millones de mexicanos no es una prioridad que el gobierno mexicano y el Poder Legislativo se concentren en aprobar reformas que ponen en riesgo la salud de millones de niños, adolecentes, jóvenes y población en general que son potenciales consumidores y serán víctimas de los graves daños que causan las adicciones y la cadena de perjuicios económicos y sociales que pueden provocar a largo plazo.

YouTube
YouTube
Instagram