55 8925 1325 hola@elcapitalino.mx
Version Impresa

Josefa Ortiz es una mujer ejemplar: Claudia Sheinbaum

por | Mar 2, 2022

Funcionarias conmemoraron la lucha constante de «La Corregidora».


La jefa de Gobierno de la Ciudad de México Claudia Sheinbaum, conmemoró el 193 aniversario luctuoso de Josefa Ortiz de Domínguez frente a la estatua ubicada en la avenida Paseo de la Reforma. Acompañada de funcionarias y diputadas de la Ciudad de México, la mandataria capitalina mencionó la valentía con la que se caracterizaba a la heroína mexicana y puntualizó que era una mujer ejemplar por creer en sus principios y su causas.

«Mujeres como ella nos animan, nos dan valentía, nos recuerdan a todas las niñas a todas las jóvenes que la lucha por la justicia y la dignidad del pueblo de México pasa por el reconocimiento de ser mujeres y luchar por nuestros derechos.»

Originaria de la ciudad de Morelia, María Josefa Ortiz de Domínguez nació el 8 de septiembre de 1768 y quedó huérfana a corta edad e ingresó al Colegio de las Vizcaínas, donde conoció al que sería su esposo, Miguel Domínguez, quien en 1805 fue nombrado corregidor de Querétaro.

Contribuyó en reducir los abusos y mejorar las condiciones de la población queretana, se le otorgó el sobrenombre de “La Corregidora”, con el que fue conocida para la posteridad luego de haber conformado la Junta de Querétaro, cuyas reuniones disfrazadas de tertulias literarias gestaron el movimiento insurgente.

Fue así que el 13 de septiembre de 1810, al descubrirse la conspiración, “La Corregidora” logró alertar a Ignacio Allende para anticipar la rebelión, lo que provocó su arresto y el de su esposo. Finalmente, Doña Josefa fue liberada en junio de 1817 por órdenes del virrey Juan Ruíz de Apodaca. Sin embargo, nunca abandonó la lucha pues durante los últimos años de su vida se relacionó con grupos liberales radicales.

Cabe señalar que para 1822, Agustín de Iturbide había llegado al poder, quien le propuso a Doña Josefa formar parte de la corte de honor de su esposa. Sin embargo, rechazó el ofrecimiento al considerarlo una ofensa. La Corregidora fue una mujer de carácter fuerte y de convicciones firmes, sufrió ataques por sus ideales, pero siempre lucho por la justicia.

Falleció el 2 de marzo de 1829 en la Ciudad de México, fue sepultada en el Convento de Santa Catarina, y después exhumada para trasladarla a la ciudad de Querétaro, junto a su esposo, Miguel Domínguez.

De esta manera, la jefa de gobierno agradeció a por sus enseñanzas y valentía y por ello rendían tributo honor y admiración.

Te puede interesar: Sheinbaum planea el regreso de las pláticas de seguridad en escuelas

MAO

Embudo de Ventas El Capitalino

Otras Noticias

Embudo de Ventas El Capitalino

Secciones

Version Impresa