55 8925 1325 [email protected]
El Capitalino
Cinépolis Click Verde
El Capitalino Whatsapp

Depresión: Enfermedad más frecuente de lo que se creía

por | Ene 13, 2023

El suicidio es la segunda causa de muerte en el sector de 15 a 29 años.



En el marco del Día Mundial de la Lucha Contra la Depresión, es importante mencionar que la personas con este tipo de enfermedad sufre cambios fisiológicos, así también como morfológicos, los cuales pueden ocurrir desde nivel molecular, hasta lo que se puede ver en estudios de resonancia.


Por ello, también las variaciones habituales del estado de ánimo y de las repuestas emocionales breves a los problemas de vida cotidiana son derivados de la depresión, de acuerdo con la Organización Mundial de la Salud (OMS) esta enfermedad puede convertirse en un problema de salud serio.
Aún más cuando los efectos son de larga duración e intensidad moderada grave, los cual puede causar un gran sufrimiento, esto puede alterar también las actividades tanto laborales, como escolares y familiares, una de las consecuencias más graves es el suicidio.


En términos químicos: La serotonina, quien es la famosa hormona de la felicidad y la dopamina el cual ayuda a sentir satisfacción y motivación. Si ambas sustancias faltan al cerebro, es muy probables que los episodios de depresión sean profundos, por lo que la persona no querrá ni siquiera pararse de la cama.


¿Quién es perceptible a sufrir de depresión?



Esta es una enfermedad psiquiátrica muy frecuente en niños y adolescentes. Por ello, ha sido clasificada dentro de los llamados trastornos del humor, esto de acuerdo con el Manual diagnóstico y estadístico de los trastornos mentales (DSM IV).


De esta manera, aproximadamente uno de cada 20 menores podría presenciar un episodio depresivo antes de cumplir los 19 años.


Además, es importante mencionar que existen varios tipos de trastornos del humor, los cuales pueden afectar gravemente a la persona, pues puede ir desde la depresión mayor, la distamia o bien, la llamada enfermedad maniaco- depresiva o bipolar.

¿Cuál es su origen?



Aunque se desconoce la causa, es precisó mencionar que es importante los genes heredados, los cuales son influenciados por las experiencias vividas, lo que puede predisponer a padecer depresión.


“La depresión, sigue siendo un obstáculo para que las personas de todo el mundo pidan ayuda. Hablar de la depresión, ya sea con un familiar, amigo o profesional de la salud, o en contextos más amplios (como la escuela, el lugar de trabajo y los entornos sociales) así como también en el ámbito público (medios de comunicación, redes sociales, etc.), ayuda a eliminar dicha estigmatización, contribuyendo a que las personas afectadas inicien un tratamiento adecuado”.

ORGANIZACIÓN MUNDIAL DE LA SALUD (OMS)

Causas y factores



Hay diversos factores que contribuyen a la aparición de este trastorno. La depresión es el resultado de interacciones complejas entre factores sociales, psicológicos y biológicos. Por lo tanto, quienes hayan pasado por circunstancias vitales adversas (desempleo, traumatismos psicológicos u otras causas) tienen más probabilidades de sufrir depresión. A su vez, la depresión puede generar más estrés y disfunción, y empeorar la situación vital de la persona afectada. Existe además una relación entre la depresión y la salud física; así, por ejemplo, las enfermedades cardiovasculares pueden producir depresión, y viceversa.

  • Un ambiente con pocos reforzadores, rechazo o disminución significativa de reforzadores.
  • Abandono.
  • Falta de Control.
  • Desesperanza.
  • Desmotivación.
  • Pensamiento dicotómico.
  • Visión negativa en el entorno.
  • Falta de atención.
  • Pérdida significativa.


HABLEMOS DE LOS SÍNTOMAS



De acuerdo con la descripción del DSM-IV, se puede clasificarla sintomatología en cuatro núcleos, los cuales son
Manifestaciones Afectivas:

  • La tristeza
  • Estado de ánimo ansioso o vacío en forma persistente.
  • Llanto excesivo, llora con facilidad.
  • Incapaz de disfrutar las cosas que antes sí disfrutaba, pérdida de interés por actividades usuales.
  • Mostrar enojo hacia los padres y profesores.
  • Desesperanza, desmotivación.
  • Sentimientos de inutilidad o de culpas excesivas o inapropiadas.
  • Alta sensibilidad al fracaso y al rechazo.
  • Sentimiento de apatía y de insensibilidad.
  • Tendencia constante a descalificarse.
  • Irritabilidad, enojo, preocupación, agitación y ansiedad.
  • Pesimismo e indiferencia.
  • Baja autoestima.
  • Sentimientos de desesperanza.
  • Autocrítica en exceso.
  • Pesimismo e indiferencia.
  • Sentimientos de incompetencia.
  • Sentimiento de no ser querido.

Manifestaciones Intelectuales y Cognitivas


  • Es frecuente que la sensopercepción se encuentre disminuida.
  • Se altera la capacidad de comprensión y de atención.
  • Aburrimiento persistente.
  • Concentración deficiente e indecisión.
  • Deterioro en los estudios y ausencias frecuentes de la escuela.
  • Bajo rendimiento académico.
  • Trastornos de atención.
  • Descenso de la actividad, la eficiencia y la productividad.
  • Problemas de aprendizaje.
  • Presenta menos energía o concentración.
  • Anhedonia (pérdida del placer).
  • Episodios de pérdida de la memoria.
  • Pensamientos distorsionados, parece haberse alterado la capacidad de comprensión.
  • No se involucra en los juegos, ni en las actividades del aula.
  • Pensamiento suicida.
  • Visión negativa.


PEDIR AYUDA SE VALE: HAY SOLUCIÓN Y PREVENCIÓN




La OMS recomienda mantener un estilo de vida saludable y contacto social. Así como tratamientos combinados entre terapias psicológicas y/o tratamientos con psicofármacos. Asimismo, debe considerarse la eficacia de los tratamientos psicosociales y la necesidad de apoyos en el acompañamiento durante el tratamiento, para garantizar la integralidad del mismo.
Así como actividades al aire libre o culturales, expresar los sentimiento a través de la escritura y poner la atención en cosas positivas.

Te puede interesar: Depresión, principal afectación causada por trastornos mentales

MAO

Cinépolis Ella Dijo 300 x 600
Version Impresa
Takotl