fbpx
55 8925 1325 hola@elcapitalino.mx
Descarga Versión Impresa El Capitalino

Yordi Rosado recuerda cuando se jugó la vida en un bar

por | Oct 7, 2021

El afamado conductor que despuntó su carrera en el extinto programa “Otro Rollo”, donde compartió cámaras con Adal Ramones, decidió abrir su propio canal de YouTube y durante una emisión de “Miembros al Aire”, detalló lo que vivió en un bar de Culiacán.

Ahora el autor de “Quiúbole” confesó que temió por su vida y tuvo que rogar para que no lo matarán en Culiacán, no es la primera vez que Yordi señala que ha estado en situaciones que pusieron en riesgo su vida, pero esta es posiblemente la más fuerte.

 “Voy a dar una conferencia y termino muy cansado. Estábamos en una parte de la República y me dice el empresario: ‘vamos a cenar’. Fuimos a un lugar donde se cena y hay fiesta. Estoy sentado, se paran varias personas para un autógrafo y empiezo a dar unas fotos. De repente estoy parado y al lado oigo un güey que me dice: ‘¡Yordi, qué pedo!’ Se me deja venir ya jarra y me dice: ‘yo te adoro, me encantas’. De esas veces que te están diciendo y no sabes si es en serio o te están molestando”, platicó el conductor.

Así inició el altercado, además de que asegura no tolera el contacto físico esta persona siguió insistiendo en acercarse a Rosado, hasta que le tomó el cuello, no pudo más y lo dejó caer, tomó su cabeza y lo estrelló en el piso, motivo por el que sus acompañantes se lo llevaron.

Aunque parecía que el incomodo momento había terminado, era sólo el comienzo, pues alguien le informó que el sujeto y sus amigos estaban a las afueras del bar en una camioneta armados arribando su salida.

Esta situación puso muy nervioso al famoso, por lo que decidió permanecer en el lugar un par de horas ya que no había otra salida, pero finalmente a las 4:30 de la mañana decidió enfrentarlos para disculparse y rogar por su vida.

“Claro que me dio miedo, ya era papá. Ya a las 4:30 de la mañana, dije, ‘ya me voy’. Salí, puse las manos juntas, me bajé casi hincado y desde arriba le dije, ‘perdóname, soy un pendejo’.”

El sujeto decidió perdonarlo a cambio de que se quedará a convivir con ellos, después de beber algunas cervezas lo dejaron ir.

Te puede interesar: Adal Ramones quiere volver a ser papá a sus 59 años

Otras Noticias

Descarga Versión Impresa El Capitalino

Secciones

Descarga Versión Impresa El Capitalino

No Te Puedes Perder…

YouTube
YouTube
Instagram