55 8933 6651 / Whatsapp: 55 6221 0508 hola@elcapitalino.mx

La noche del jueves 15 de octubre fue detenido en el aeropuerto internacional de Los Ángeles, California, el ex titular de la Secretaría de Defensa nacional. La acción policial, solicitada directamente por la Agencia Antidrogas de Estados Unidos (DEA) confirma un nuevo estado de cosas en la relación bilateral de México y EU.

El primero y más obvio es que el manto protector de trabajar de cerca con los norteamericanos se ha terminado. Los casos de Genaro García Luna y ahora el general Cienfuegos, confirman un cambio al interior de las agencias norteamericanas, quienes, al parecer, han abandonado su política de tolerancia a ciertas debilidades de los mandos mexicanos a cambio de una extensa operatividad en la lucha contra las drogas. Es decir, trabajar con los norteamericanos, de repente se convertido en un riesgo. Las claves de ese hecho se encuentran en Washington, D.C., en donde desde la toma de protesta de Donald Trump como Presidente, se ha desatado una guerra intensa y sin cuartel, al interior de la comunidad de inteligencia (CIA, FBI, DEA, ATF, etc). Al parecer los mexicanos pagarán los platos rotos de ese conflicto oculto.

El segundo efecto es interno y le pega directamente al prestigio de las Fuerzas Armadas y por lo tanto a la estrategia presidencial en materia de seguridad. La base discursiva de la rectitud moral castrenses, muy desafortunadamente queda dañada, ya que no va a ser posible hablar del “ejército neoliberal” o “los mandos militares neoliberales” sin caer en un lamentable ridículo. El golpe es duro y deberá procesarse con apego a la institucionalidad, la República lo exige.

El tercer efecto sería el desmantelamiento completo de la red de complicidades entre los cárteles de la droga y la clase política mexicana. Resultará prácticamente imposible alegar, ante las acusaciones que se formularán ante un juez de Estados Unidos en contra del general Cienfuegos, que nada se sabía en la Presidencia de la República en pasados sexenios. En 2004 el general Cienfuegos fue nombrado como comandante de la 15/a Zona Militar en Jalisco y posteriormente como comandante de la V Región Militar, es decir en una zona tradicionalmente proclive al narcotráfico. A su vez, lo que en su momento aporte para su defensa, abarcará prácticamente tres sexenios.

No es una situación feliz la detención de un ex titular de la Defensa Nacional por presunto narcotráfico, por el contrario, resulta decepcionante para todos aquellos en las Fuerzas Armadas que han sacrificado su vida en el combate al narcotráfico.

YouTube
YouTube
Instagram