55 8925 1325 [email protected]
El Capitalino
Cinépolis Click Verde

El oro: Lo que podría ocurrir tras la subida de tasas de la Fed de hoy

por | Sep 21, 2022

Barani Krishnan/Investing.com

  • Las condiciones de sobreventa hacen que el oro sea vulnerable a una fuerte cobertura de posiciones cortas
  • La compra de apoyo desde mínimos puede iniciar la recuperación hacia los 1.680-1.685 dólares o más
  • Si se sobrepasa la parte inferior del nivel de soporte de 1.681 dólares, el siguiente tramo a la baja estará en 1.560 dólares
  • El resurgimiento del índice dólar por encima de 110 hace que las perspectivas a corto plazo del oro sean bajistas

Investing.com – En junio, cuando hicimos un avance como éste el día en que la Reserva Federal de Estados Unidos impuso su primera subida de tipos de 75 puntos básicos en 28 años, obtuvimos un resultado bastante variado en cuanto a los futuros del oro.

Los precios del metal precioso cayeron brevemente tras la decisión de la Fed, antes de subir durante las siguientes 24 horas para compensar lo que parecía ser una condición de sobreventa. Luego, cómo sólo podría ocurrir con el oro, cayeron casi sin parar durante los 12 días siguientes, perdiendo unos 100 dólares o casi un 5,5%.

Hoy en día, estamos en la cúspide de lo que podría ser la tercera subida de 75 puntos básicos consecutiva, en poco más de tres meses desde aquella decisión de junio. Entonces, el oro rondaba los 1.750 dólares por onza, tras haber perdido su agarre en 1.800 dólares después de la decisión de la Fed. Ahora, tras algunas idas y venidas, el precio al contado del lingote ha bajado casi otros 100 dólares, registrando mínimos de dos años y medio el lunes por debajo de los 1.660 dólares.

Gráficos de SKCharting.com con datos de Investing.com

Muchos creen que las cosas podrían empeorar para el oro antes de mejorar. La razón principal sería la determinación de la Reserva Federal de no abandonar su postura superagresiva sobre los tipos hasta tener bajo control la inflación galopante de Estados Unidos. Sin embargo, la actuación del banco central en la lucha contra la inflación dista mucho de ser convincente. La nota de la Fed es como la de un alumno que el profesor espera que llegue lejos algún día, aunque no está del todo seguro.

Incluso tras la subida de 75 puntos básicos de la Fed en junio, la inflación, medida por el índice de precios al consumo (IPC), registró máximos anualizados del 9,1% aquel mes, registrando nuevos máximos de cuatro décadas (los datos del IPC suelen ir con un mes de retraso, por cierto). Desde entonces, las presiones sobre los precios han disminuido, y el IPC se ha reducido a un 8,5% anualizado en julio y a un 8,3% en agosto. Pero su retroceso del 0,8% en dos meses —frente a dos subidas de tipos que suman el 1,5%— es, como mínimo, desalentador.

Por supuesto, la Fed podría seguir implementando subidas de 75 puntos básicos en las decisiones de tipos que le quedan en noviembre y diciembre, para completar el año con tipos que oscilen entre el 4,50 y el 4,75%, frente al 0% y el 0,25% con que comenzara 2022. Sin embargo, nadie sabe dónde podría estar el IPC en ese momento. Una conjetura discreta los situaría con seguridad por debajo del 8%, aunque todavía hay muchas posibilidades de que no bajen del 7,5%.

El objetivo de inflación de la Reserva Federal, fijado hace tiempo, se sitúa en el 2%. Nadie sabe con certeza cuánto tardará el banco central en alcanzarlo o si será posible incluso para 2024.

Sin embargo, el presidente de la Fed, Jerome Powell, ha dicho que es imperativo que desciendan los precios para los estadounidenses de bajos ingresos y, con ello, quiere decir que la política monetaria debe elevarse a «un nivel algo restrictivo”.

Dejando a un lado las subidas de tipos, el Comité Federal de Mercado Abierto (FOMC) del banco central aceleraría las reducciones de balance a partir de septiembre, recortando las decenas de miles de millones de dólares que ha estado gastando cada mes en la compra de bonos para respaldar a la economía, antes de ser devastada por la pandemia.

«El ‘desvanecimiento de septiembre’ del oro podría ponerse más feo si la Fed, que lucha contra la inflación, decide no pestañear ante el riesgo de enviar la economía a una recesión», ha dicho Ed Moya, analista de la plataforma de trading online OANDA.

«El mensaje del presidente de la Fed, Jerome Powell, probablemente determinará si el oro es se desploma. El oro estará en problemas si Powell es capaz de convencer a los mercados de que no sólo seguirá siendo agresivo con el ajuste, sino que mantendrá los tipos incluso cuando la recesión económica empeore. La volatilidad del oro seguirá siendo elevada después del anuncio del FOMC, ya que los precios probablemente tendrán un fuerte argumento para avanzar hacia los 1.600 dólares o por encima del nivel de los 1.700 dólares».

Si bien parte de esto se verá en los próximos días, semanas y meses, también es preocupante lo que podría suceder justo después de la decisión de los tipos del FOMC a las 20:00 horas (CET) de hoy.

El oro perdió casi un 4% entre el martes de la semana pasada y este martes y se ha mantenido anclado en el territorio de los 1.600 dólares. Durante ese período, el precio al contado también registró mínimos de dos años y medio por debajo de los 1.654 dólares del viernes.

Gran parte de lo que ocurra con el oro vendrá determinado, por supuesto, por el comportamiento del dólar, que vuelve a dirigirse hacia los máximos de 20 años registrados durante la mayor parte de agosto. Si el dólar vuelve a retroceder tras la subida de tipos de hoy —arrastrando con él al rendimiento de los bonos del Tesoro estadounidense a 10 años—, el oro podría tomarse un respiro a partir de ahora.

A continuación se presentan escenarios alcistas y bajistas para el oro, que podrían producirse justo después de la decisión de la Fed o de forma inminente, según el estratega técnico jefe de SKCharting.com, Sunil Kumar Dixit:

Escenario alcista

Las condiciones de sobreventa hacen que el oro sea vulnerable a una feroz cobertura de posiciones cortas si se sobrepasan los niveles de resistencia críticos.

Hay unos cuantos puntos de apoyo que se sitúan como una coalición de 1.650-1.640-1.620 dólares en el proceso.

Unas compras de apoyo desde los mínimos pueden iniciar la recuperación hacia el nivel de resistencia inmediata de 1.680-1.685 dólares, lo que ayuda al oro a probar el siguiente nivel de resistencia de 1.695-1.705 dólares.

Un repunte sostenido por encima de esta zona pone como reto la media móvil exponencial de 50 días de 1.726 dólares y los máximos de la semana anterior de 1.735 dólares.

Un cierre semanal por encima de la media móvil simple de 200 semanas de 1.678 dólares será una primera señal de repunte que se confirmará con un cierre por encima de 1.735 dólares.

Una estructura más convincente requiere una ruptura por debajo de 1.654 dólares, seguida de un repunte y un cierre semanal por encima de 1.678 dólares. Un nuevo cierre semanal por encima de los 1.735 dólares se sumaría a la subida hacia el nivel de soporte convertido en nivel de resistencia rota de 1.765-1.808 dólares.

Escenario bajista

Desde el momento en que los bajistas del oro lograron sobrepasar la parte inferior del nivel de soporte de 1.681 dólares, que corresponde al retroceso de Fibonacci del 38,2% de la onda ascendente de 1.046-2.073 dólares, el siguiente tramo a la baja es un retroceso de Fibonacci del 50% en 1.560 dólares.

El oro, que sigue cayendo por sexto mes consecutivo, tiene un margen de maniobra limitado para seguir corrigiendo hacia la siguiente bajada importante de 1.560 dólares, antes de que entre en juego el nivel de soporte a corto plazo de 1.640 y 1.620 dólares.

Te puede interesar: Sube el petróleo: Mensaje de Putin con amenaza de guerra a Occidente

Mientras el índice dólar reanuda su repunte alcista por encima de 110,20, las perspectivas de la tendencia a corto plazo del oro siguen siendo bajistas. Aunque puede verse una cierta recuperación intradía hacia los 1.675 dólares, los grupos de resistencia se sitúan en los 1.683 dólares y la resistencia intradía de los 1.695 dólares.

Descargo de responsabilidad: Barani Krishnan utiliza una serie de puntos de vista aparte del suyo para aportar diversidad a su análisis de cualquier mercado En pos de la neutralidad, presenta opiniones contrarias y variables de mercado. No tiene participaciones ni mantiene una posición en las materias primas o valores sobre los que escribe.

Esta publicación apareció primero en

Pleca Investing

Sansui
LOUNGE KING RADIO