fbpx
55 8925 1325 hola@elcapitalino.mx

MIRADOR LATAM

Uriel Naum Ávila

Uriel Naum Ávila

Periodista de negocios de Latam y Cofundador de BeGood Comunicaciones.

Correo: uriel.naum@gmail.com

El Canal de Panamá como símbolo latinoamericano

El Canal de Panamá está cumpliendo en estos días 107 años. Para los panameños se trata de una obra que les genera orgullo, y también debería serlo para el resto de los latinoamericanos, que solemos desconocer no solo su magnitud, sino su historia y lo que ello significa para la región.

Si hacemos un poco de memoria, el Canal de Panamá estuvo ocupado por Estados Unidos de 1914 a 1999, año en que gracias a los Tratados Torrijos-Carter, pasó a manos del Estado panameño, después de una gesta heroica de 21 jóvenes asesinados por fuerzas militares de Estados Unidos el 9 de enero de 1964, cuando intentaron izar la bandera de Panamá en la Zona del Canal, donde tenían lugar 14 bases militares estadounidenses.  

Para una región castigada en décadas pasadas por dictaduras apoyadas por Estados Unidos (cuando le era conveniente), la historia del Canal de Panamá no es un tema menor, sino uno que llama a la libertad y a la creación de instituciones relevantes para los países de América Latina.

Y es aquí donde vale la pena hacer un pequeño recuento de data importante sobre el Canal de Panamá para entender su magnitud e importancia para la logística mundial: desde su fundación, ha servido de atajo para “más de 1.1 millones de tránsitos de embarcaciones, reduciendo distancia, tiempo y costos en el transporte de bienes, al tiempo que se impacta positivamente al ambiente”, de acuerdo con información del Canal.

La Ruta Verde, como le llaman en Panamá, ha permitido reducir 830 millones de toneladas de dióxido de carbono (CO2), al hacer posible que los buques no tengan que rodear para llegar a sus lugares de destino, ahorrando de esta manera combustible.

Gracias a un proceso de ampliación que se llevó a cabo entre 2009 y 2016, lo que permitió crear un tercer carril para el tránsito de buques neopanamax, hoy en Panamá confluyen 180 rutas marítimas que enlazan 1,920 puertos en 170 países.

Los ingresos anuales del Canal de Panamá representan alrededor de 3,426 millones de dólares, de los cuales aporta al fisco cerca de 1,800 millones. Su participación en el Producto Interno Bruto (PIB) de Panamá se estima en 6%.

Pero como institución viva, el Canal de Panamá también enfrenta grandes retos hacia adelante. Por ejemplo, gobiernos de países como Nicaragua o México han hecho saber en diferentes momentos de la última década, su interés por competirle al canal interoceánico de Panamá, ya sea con un canal hídrico o seco (carreteras-ferrocarriles).

De igual forma, el creciente flujo en el Canal mete presión cada vez más a la infraestructura existente. Se estima que, de seguir este ritmo, en 2026 las actuales esclusas no serán suficientes.

La falta de un buen nivel de agua en algunos periodos del año es otro de los retos constantes que tiene el Canal. Aunque se han hecho intentos por tratar de solucionar esta situación, no termina de remediarse esta problemática. Y no hay que olvidar que el cambio climático podría generar una situación más complicada en los siguientes años para la zona donde se ubica.

Con todo y estos desafíos por delante, el Canal de Panamá es hoy por hoy una de las obras más emblemáticas de América Latina, que vale la pena reposicionar en la historia y vida moderna de los países de la región.

Otros Artículos

Secciones

YouTube
YouTube
Instagram