fbpx
55 8925 1325 hola@elcapitalino.mx

EL TOPO

José Antonio García Gallegos

José Antonio García Gallegos

José Antonio García Gallegos, Antropólogo Social, Universidad Iberoamericana, México. Asesor Legislativo, con experiencia en ambas Cámaras del Congreso de la Unión.

 

Correo: joso_mx11@yahoo.com.mx

Twitter: @josomx11

Cambiar conciencias ¿a partir de transferencias?

Este es el primero de una serie de textos que pondré a la consideración de los lectores, con el propósito de alentar el análisis y la discusión sobre la gobernanza actual en nuestro país y contribuir de esta forma al desarrollo de ciudadanía, es decir, y siguiendo las definiciones del diccionario de la Real Academia, trato de impulsar la cualidad y derecho de ciudadano o el comportamiento propio de un buen ciudadano.

Inicialmente plantearé varias reflexiones en torno a un balance de la gestión presidencial 2018-2024, a raíz del cumplimiento de la primera mitad de dicho período, el pasado 1º de diciembre del 2021. En la fecha citada y en un acto efectuado en el Zócalo de la CDMX, el Presidente de la República manifestó ante varios miles de sus seguidores, que el hecho o el resultado más importante de su gobierno en tal lapso de gestión, ha consistido en que se han sentado las bases para la transformación del país, pero que lo más importante de todo ha consistidoen la revolución de las conciencias, el cambio de mentalidad, agregando que eso es lo más cercano a lo esencial, a lo mero principal y eso es lo más cercano a lo irreversible.

¿Qué parámetros, indicadores o factores tomó en cuenta AMLO para evaluar, medir o diagnosticar el cambio de conciencia o de mentalidad de la población mexicana, a partir del 1 de diciembre de 2018, o se daría acaso desde el 1º julio de dicho año, cuando se efectuaron las elecciones federales?

Tratando de entender o precisar que entiende AMLO por los conceptos referidos, encontré en una conferencia matutina del 11 de junio de 2021, planteamientos suyos sobre el tema, al abordar como, en tanto que sectores de clase media fueron influenciados o se creyeron lo del populismo, o de que él se iba a reelegir, los pobres, la gente humilde, que antes no recibía nada, y ahora sí es tomada en cuenta y recibe dinero del presupuesto, que es dinero del pueblo, se ha empezado a dar cuenta de que otro México es posible. Y eso es el cambio de mentalidad al que apostamos, esa es la revolución de las conciencias.

En primer término, me parece un enorme despropósito y una apreciación reduccionista considerar que a partir de la recepción de una ayuda asistencial, un mexicano cambie su forma de percibir, entender y transformar su realidad o su entorno. Es más, sostengo que la forma como el gobierno federal distribuye las transferencias asistenciales de los diferentes programas, reproduce el viejo esquema clientelar del priato, sobre todo cuando se enfatiza a los beneficiarios que los apoyos que reciben se deben a la gestión de AMLO o de MORENA, lo cual también constituye una verdadera regresión política.

Cabe señalar que los programas asistenciales también funcionaron en anteriores períodos presidenciales de corte neoliberal. Recordemos por ejemplo el Programa Oportunidades, que surgió en 1997 con el nombre de Progresa (Programa de Educación, Salud y Alimentación) y en el año de 2001 cambió a la denominación citada, y que por cierto, pese a sus deficiencias y limitaciones, se desarrolló con un enfoque integral, a diferencia de lo que ahora acontece, porque no nada más contemplaba la transferencia monetaria a las familias, sino que los beneficiarios, en el caso de los niños, recibían atención médica vinculada a su asistencia a la escuela formal y apoyos alimentarios. Al respecto, el candidato del PRI a la presidencia de la República para 2018, José Antonio Meade, en su Plataforma Electoral no se planteó la desaparición de estos programas, sino al contrario, se propuso ampliar y estandarizar los subsidios focalizados y las transferencias directas. Así que este programa no es ninguna innovación del gobierno de la llamada 4T.

En los textos siguientes, trataremos de no centrarnos en el análisis de la narrativa gubernamental sino más en sus acciones y resultados, para lo cual abordaremos el tema de la seguridad.

Otros Artículos

Secciones

ab/CD

Novedades y recomendaciones discográficas de Octavio Echávarri

YouTube
YouTube
Instagram