55 8925 1325 [email protected]
El Capitalino
Sansui Goolge TV

Científicas de la UNAM hallaron bacterias en aire de la CDMX

por | Jul 11, 2021

En el aire de la Ciudad de México (CDMX) existen miles de bacterias causantes de diversas enfermedades respiratorias a las que los capitalinos están expuestos, así lo expuso el grupo de científicas del Centro de Ciencias de la Atmósfera (CCA) de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM).

Desde laringitis, faringitis, asma, alergia, edema pulmonar o enfermedad pulmonar obstructiva crónica, son las enfermedades que las bacterias patógenas y fitopatógenas (de plantas) provocan en época de secas y lluvias. 

El Estudio aerobiológico de la composición de comunidades bacterianas y fúngicas en la atmosfera de la Ciudad de México, liderado por María del Carmen Calderón Ezquerro, se utilizaron equipos de monitoreo para complementar la información e identificar cuáles son los microorganismos que se respiran en la capital. 

Dentro de la microbiota del aire existen microrganismos vivos o muertos, algas, bacterias, organismos celulares o agentes infecciosos como los virus, granos de polen y esporas de hongos que se emiten desde el océano o los continentes. 

La distribución geográfica de estas partículas puede ser local, regional y continental; sin embargo, la atmósfera es un ambiente hostil para ellas, pues pueden morir o ser acarreados por el viento de un lado a otro. 

“Se dice que la atmósfera no es su hábitat, sino que simplemente les sirve para dispersarse, pero hay controversia porque algunos pueden tener actividades metabólicas en el aire”

María del Carmen Calderón Ezquerro.

Calderón Ezquerro también compartió que algunos microorganismos pueden perder viabilidad por las condiciones atmosféricas de radiación, variación de temperatura o humedad; otros pueden llegar a producir toxinas. 

Dentro de la investigación se ubicó que las bacterias están en la primera capa planetaria, es decir, la troposfera, pero debido al movimiento en ella, pueden ser transportados a mayores alturas, hasta la mesósfera. 

El equipo integrado también por Nancy Serrano Silva y Carolina Brunner Mendoza, realizó un comparativo entre la zona urbana de Coyoacán y otra semirural, Xochimilco, para conocer si existen diferencias locales además de estacionales. En la segunda zona encontraron que existen bacterias que se desarrollan más en cuerpos de agua, y que en época de lluvias se reproducen mucho más los hongos macro. 

Para llegar a estos resultados, el equipo recolectó muestras de aire a través de filtros. Las partículas quedaban atrapadas en una cinta de celofán adhesivo, así lograron llevarlas a la observación macroscópica. 

Te puede interesar: Alumna IPN buscó remediación ambiental ante sector minero

El estudio se llevó a cabo durante un año para abarcar las diferentes estaciones, y fue financiado por la Dirección General de Asuntos del Personal Académico y el Programa de Apoyo a Proyectos de Investigación e Innovación Tecnológica de la UNAM. 

Las científicas concluyeron que las personas sólo deben ser más cuidadosas, ya que la reacción ante los microorganismos depende de la respuesta inmune de cada ser humano, además de recalcar que se ha convivido con ellos desde tiempo atrás y que seguirán presentes. 

MAEP.

Sansui Goolge TV